La infección por la ameba comecerebros no se contrae bebiendo agua potable 

Es posible que haya oído la noticia sobre la presencia de la ameba comecerebros en el sistema de suministro de agua en el sudeste de Texas. En las últimas décadas, casi todos los casos de infecciones provocadas por este organismo provinieron de fuentes de agua de uso recreativo, no de agua del grifo. Si bien ese concepto puede resultar alarmante, cabe conocer algunos datos sobre la forma en que estas amebas afectan a los humanos y las medidas que toma Cal Water para garantizar que su agua siga siendo segura.

Es importante resaltar que una persona no puede infectarse bebiendo el agua potable en la que se encuentra este organismo; en realidad, solo puede infectarse cuando este ingresa por la nariz. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los consumidores tomen ciertas precauciones con el agua de las tuberías de su propia casa, como intentar no inhalar agua por la nariz al bañarse, ducharse, lavarse la cara o nadar en piscinas pequeñas inflables/de plástico duro; no permitir que los niños jueguen con mangueras o aspersores sin supervisión; mantener las piscinas adecuadamente desinfectadas; y solo usar agua destilada, estéril o previamente hervida y enfriada para irrigar la nariz en caso de sinusitis. Lea otras recomendaciones aquí.

Proteger su salud y su seguridad es nuestra máxima prioridad, y es por eso que aplicamos un riguroso proceso de pruebas y tratamiento para garantizar que el agua esté correctamente desinfectada en todo momento. También mantenemos y renovamos preventivamente la infraestructura del sistema hídrico de acuerdo con las normas de la industria, y realizamos purgas de algunos tramos del sistema para evitar que el agua quede estancada durante periodos prolongados. Esta medida evita que se den las condiciones necesarias para que este organismo y otros posibles agentes contaminantes sobrevivan en el agua que ingresa en el sistema.