¿Cómo puedo ahorrar agua en mi jardín?

Siempre es una buena decisión conservar el agua en su hogar y jardín. Además en California actualmente, la conservación es más que una buena idea; es esencial. Necesitamos hacer rendir nuestras reservas de agua para asegurar que existe suficiente para satisfacer la demanda de todos.

Uno de los mejores lugares para reducir significativamente su consumo del agua es el jardín. Las personas que viven en áreas urbanas utilizan aproximadamente la mitad de su agua para exteriores. Durante el verano, el consumo del agua para jardines sube a medida que el clima se vuelve más caluroso y seco.

Afortunadamente, usted puede ahorrar agua en su jardín sin sacrificar la calidad de su paisaje. Si aprovecha las ventajas de las técnicas eficientes de riego y utiliza plantas ornamentales y cubiertas vegetales apropiadas para los veranos largos y secos, usted puede disfrutar un paisaje hermoso que necesita menos cantidad de agua y mantenimiento que un jardín diseñado en forma menos selectiva.

Consejos para plantar

  • Siempre que sea posible, siembre solamente plantas de bajo consumo de agua y resistentes a la sequía.
  • Limite la cantidad del área dedicada al césped. El césped necesita grandes cantidades de agua, especialmente en el verano.
  • Espere hasta el otoño o invierno para diseñar un nuevo jardín. Las nuevas plantas necesitan más agua que las especies grandes ya plantadas.
  • Mantenga las plantas con bajo consumo de agua lejos de las variedades "de riego constante". Las plantas de zona mediterránea pueden sufrir si las riega demasiado por cuidar las plantas vecinas.
  • Elija la sombra para las plantas que tienen esta cualidad. De esta manera, evitará que se sequen.
  • Coloque las plantas que requieren agua abundante en la base de las pendientes, donde se beneficien de las escorrentías de agua.
  • Incluye el mantillo alrededor de los arbustos y plantas para ayudar a reducir la evaporación, limitar el crecimiento de malezas, moderar la temperatura del suelo y evitar la erosión.

Más ahorros en exteriores

  • Una buena forma de controlar si su césped necesita riego es pisarlo. Si se mantiene erguido luego de pisarlo, no necesita encender el aspersor. Cuando sea necesario regarlo, hágalo al amanecer o atardecer para reducir la evaporación.
  • Revise su sistema de aspersión regularmente. Un sistema de aspersión puede desperdiciar agua si los cabezales están rotos, los temporizadores automáticos no están programados según las lluvias o no se han detectado las pérdidas ocultas.
  • Una manguera de jardín puede utilizar 10 galones de agua por minuto. Utilice una escoba en lugar de una manguera para limpiar patios, senderos o vías de entrada. Cuando realmente necesite una manguera, utilice una boquilla para aumentar la presión y reducir el consumo de agua.
  • Reemplace el mantillo alrededor de los arbustos y plantas, al menos una vez al año, y elimine las malezas según sea necesario.