¿Cómo pueden las escuelas ayudar a conservar el agua?

Como profesional en educación, usted tiene una singular oportunidad para promover la conservación del agua en su comunidad. Usted y todas las demás personas en su escuela son un recurso, un potencial embajador para la conservación. A continuación encontrará algunas sugerencias para su escuela.

  • Los maestros: por su interacción directa con los estudiantes, los maestros pueden tener un rol efectivo para alentar la conservación. Pueden buscar proyectos relacionados y actividades que permitan concientizar a los estudiantes y ayudar a transformar la conservación del agua en una tarea divertida. También pueden vigilar a los estudiantes que desperdician el agua dejando abiertas las fuentes o que salpican el agua, por ejemplo, y corregirles ese comportamiento.
  • Personal de mantenimiento: los empleados de mantenimiento conocen la infraestructura de la escuela y son los más preparados para identificar los problemas. Además de responder por las quejas sobre pérdidas, también pueden controlar de manera anticipada situaciones de desperdicio de agua, lo cual es especialmente importante en el caso de las pérdidas "invisibles", como las que existen en los sistemas de riego.
  • Estudiantes: los estudiantes, en virtud de su cantidad, son los "obreros" en la conservación de la escuela. Se debería alentar a los estudiantes a reportar las pérdidas inmediatamente, además de otras situaciones de desperdicio de agua y a compartir todo lo que aprenden sobre conservación con sus familias para ayudar a difundir el mensaje sobre este tema en toda la comunidad.
  • Proveedores de Servicios de Agua: Cal Water y otros proveedores de servicios de agua tienen programas y materiales disponibles para ayudar a las escuelas con la conservación de agua y educar a los estudiantes acerca de la conservación del agua. Comuníquese con su proveedor local del servicio de agua para obtener más información sobre los programas y materiales disponibles en su área.