Preguntas frecuentes: ¿Qué puede hacer para asegurarse de que su agua sea apta para usar en el tratamiento de diálisis?

Siga estos pasos:

  • Controle si su agua contiene cloro o cloramina. Puede encontrar estos datos en el informe sobre calidad del agua de su sistema de agua, pero se recomienda realizar una prueba de su agua en forma independiente. Tiene que realizar ciertos pasos para eliminar el cloro o la cloramina de su agua antes de utilizarla en el proceso de diálisis, porque es peligroso que estas sustancias ingresen directamente al flujo sanguíneo.
  • Si su agua contiene cloro: el cloro se puede eliminar del agua mediante la utilización de un sistema de filtración. Para determinar si su sistema ya es apto para eliminar el cloro, o para obtener asistencia para mejorar su sistema, comuníquese con su médico, la compañía de servicio del equipo de diálisis o con el Departamento de Servicios de Salud, Unidad de Licencias y Certificaciones.
  • Si su agua contiene cloramina: su sistema de diálisis debe ser capaz de tolerar hasta 5 mg/litro de cloramina (una concentración más alta que la permitida por la ley). La cloramina se puede eliminar del agua usando un sistema de filtración de carbón activado granular diseñado específicamente para eliminar la cloramina. Para determinar si su sistema ya es apto para eliminar la cloramina, o para obtener asistencia para mejorar su sistema, comuníquese con su médico, la compañía de servicio del equipo de diálisis o con el Departamento de Servicios de Salud, Unidad de Licencias y Certificaciones.

Si tiene alguna consulta o si necesita información adicional sobre cómo preparar su agua para usarla en el tratamiento de diálisis, comuníquese con su centro de diálisis, con su médico o con alguno de los siguientes recursos: