Cal Water news release

Cal Water to Monitor for Lead and Copper in Schools

Como parte de su compromiso con la calidad del agua, Cal Water anunció hoy que está finalizando los planes para analizar el plomo en el agua en las escuelas dentro de sus áreas de servicio. El anuncio responde a la divulgación de nuevas directrices para el análisis de plomo en escuelas de la División de Agua Potable (DDW) de la Junta Estatal de Control de los Recursos Hídricos a primeras horas del día de hoy.

De acuerdo con las nuevas directrices, las escuelas o los distritos escolares con jardín de infantes hasta el 12° grado pueden solicitar el análisis de plomo a su servicio público de agua; los servicios públicos trabajarán con las escuelas para desarrollar un plan de muestreo, muestras de análisis y llevarán a cabo un monitoreo de seguimiento si alguna escuela necesita tomar medidas correctivas en sus instalaciones de plomería.

"Proteger la salud y seguridad de nuestros clientes es nuestra prioridad principal, y seguimos las normas de plomo y cobre de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos para ello", afirmó Tim Treloar, vicepresidente de calidad del agua. "Estamos comprometidos a respaldar el esfuerzo de nuestros distritos escolares para proteger a los estudiantes y garantizar que el agua potable en sus escuelas cumpla con los límites de plomo".

Con más de 700 escuelas en sus áreas de servicio, Cal Water consultó con expertos en salud pública y reguladores para conocer las mejores prácticas para garantizar que el servicio público tenga un programa de muestreo efectivo para las escuelas. La compañía también efectuó un inventario de sus escuelas y actualmente se encuentra evaluando los recursos necesarios para implementar el programa.

Además de cumplir con las normas de muestreo de plomo y cobre, Cal Water garantiza la seguridad de sus sistemas de agua mediante el análisis riguroso de la calidad del agua, el mantenimiento y la renovación de sus sistemas para asegurar que el agua circula adecuadamente, pruebas de corrosión del agua y la implementación de medidas correctivas cuando son necesarias para prevenir que el plomo en las instalaciones de plomería afecten la calidad de agua y la planificación meticulosa y posterior puesta en marcha para analizar la calidad del agua antes del uso de cualquier nuevo recurso de agua.