Cal Water news release

State Issues Draft Regulation For TCP

En consonancia con la divulgación del día de hoy del borrador del nivel máximo de contaminante (MCL) de 5 partes por millón de millones (ppt) para 1,2,3-Tricloropropano (TCP) de la Junta Estatal de Control de Recursos Hídricos (Junta Estatal), Cal Water explicó cómo se está preparando para cumplir con el nuevo estándar de calidad del agua cuando comience la monitorización de cumplimiento en 2018.

Debido a que el TCP actualmente no está regulado a nivel federal ni a nivel estatal, no se requiere a los servicios públicos de agua que lo monitoricen en este momento. Cal Water, sin embargo, ha estado monitorizando activamente sus suministros de agua subterránea y evaluando posibles métodos de tratamiento en anticipación a una eventual regulación, según lo manifestó el presidente y director ejecutivo de Cal Water, Martin A. Kropelnicki.

Cal Water ha determinado que el TCP en sus áreas de servicio será eliminado de manera eficiente y efectiva mediante el uso de la tecnología de carbono activado en gránulos (GAC). La compañía planea instalar recipientes de GAC donde sean necesarios para cumplir con la nueva regulación.

"Proteger la salud y seguridad de nuestros clientes es nuestra principal prioridad, y hemos sido proactivos en la investigación de nuestras opciones y su preparación de forma tal que podamos cumplir de manera más rápida y efectiva con cualquiera sea el nivel de MCL finalmente establecido por los expertos en salud pública", afirmó Kropelnicki. "Esto forma parte de nuestro compromiso con nuestros clientes, comunidades y accionistas para brindar excelencia en calidad, servicio y valor".

La División de Agua Potable (DDW) de la Junta Estatal emitió el estándar en borrador después de estudiar el TCP para su regulación por varios años. Luego de un período de comentarios públicos de 45 días, la DDW modificará el estándar en borrador y lo volverá a poner en circulación para recopilar comentarios adicionales, o continuará con el proceso de adopción. Se espera que el MCL finalice en el verano de 2017.

El TCP es un químico orgánico artificial que se ha detectado en algunos de los suministros de agua subterránea en las áreas de servicio de Bakersfield, Visalia, Selma, Stockton, South San Francisco y Chico de la compañía. El origen de todo el TCP que está contaminando los pozos de Cal Water se cree que son los fumigantes de suelo que se usaron extensivamente en California desde la década de 1940 hasta la década de 1980.

Actualmente, Cal Water es demandante en el litigio contra los fabricantes de los fumigantes de suelo que contienen TCP, en pos de recuperar los costos para tratar la contaminación.