PFOS/PFOA

La información general sobre PFOS/PFOA se encuentra a continuación. Los detalles sobre la posición de Cal Water están disponibles en la página Liderazgo en PFAS.

Un nombre común para PFOS es ácido perfluorooctano sulfónico. Algunos nombres comunes para PFOA incluyen ácido perfluorocaprílico, ácido perfluorooctanoico y ácido perfluoroheptanocarboxílico. PFOS y PFOA son compuestos artificiales que se han utilizado para realizar alfombras, ropa, telas para muebles, papel para empaquetar alimentos y otros materiales (por ejemplo, utensilios de cocina) que son resistentes al agua, la grasa o las manchas. También se usan para combatir incendios en aeródromos y en una variedad de procesos industriales.

Proteger la salud y seguridad de nuestros clientes es nuestra prioridad principal, y Cal Water se compromete a cumplir con todas las normas establecidas por los expertos en salud pública. Aunque PFOS y PFOA no tienen niveles máximos de contaminante (MCL), Cal Water ha estado controlando en busca de la presencia de PFOS y PFOA en distritos con más de 10,000 personas como parte de nuestro muestreo bajo la Regla de Monitoreo de Contaminantes No Regulados (UCMR) porque son elementos de interés para la Agencia de Protección Medioambiental de los EE. UU. (EPA).

A comienzos de 2020, la División de Agua Potable de la Junta Estatal de Control de los Recursos Hídricos anunció niveles de respuesta más bajos para PFOA y PFOS (10 ppt para PFOA y 40 ppt para PFOS). Al saber que estos componentes son una preocupación emergente, Cal Water ya había identificado fuentes de agua y probamos sitios en los que sería más probable encontrar estos compuestos. En los distritos de Chico, Visalia, y East Los Angeles, donde teníamos un pozo (en cada distrito) que excedía la HA y el nivel de respuesta previos, hemos discontinuado el uso de estas fuentes. Con los niveles de respuesta actualizados anunciados por la División de Agua Potable (DDW) de la Junta Estatal de Control de los Recursos Hídricos, estamos trabajando para llevar a cabo pruebas para estos componentes.

Los estudios indican que la exposición a largo plazo a PFOS y PFOA sobre ciertos niveles podría tener efectos secundarios en la salud, incluidos efectos en el desarrollo de fetos durante el embarazo o en lactantes; cáncer o efectos en el hígado, el sistema inmune, las tiroides y otros efectos. Los potenciales efectos en la salud relacionados a los componentes PFAS de todas las fuentes (que también incluyen envoltorios de alimentos, espumas para apagar incendios, utensilios de cocina antiadherentes, por ejemplo) todavía se están estudiando, y la investigación sigue evolucionando con respecto a esta cuestión. Por eso, continuaremos controlando si la DDW determina un nivel máximo de contaminante para PFOA y PFOS, y cumpliremos con cualquier normativa que se establezca.

Esto clarifica la importancia de proteger nuestros recursos hídricos. Estamos haciendo nuestra parte para tratar el agua y cumplir con los estándares establecidos por los expertos en salud pública, pero también es importante que nuestra población cuide el medio ambiente y tome los pasos necesarios para evitar el impacto en el suministro de agua.

Más información sobre PFOS y PFOA disponible en: www.epa.gov/ground-water-and-drinking-water/drinking-water-health-advisories-pfoa-and-pfos.