Plomo

Es posible que haya escuchado en los noticieros información sobre la contaminación con plomo y se haya preguntado sobre la seguridad de su propio sistema de agua. Cal Water toma muchísimas medidas para garantizar la seguridad de su agua. Nosotros:

  • Monitoreamos la calidad de agua rigurosamente.
  • Mantenemos y actualizamos nuestros sistemas para garantizar que el agua circule adecuadamente.
  • Evaluamos la corrosión del agua y sumamos medidas correctivas cuando sean necesarias para evitar que el plomo de las instalaciones de plomería de su vivienda afecte la calidad del agua.
  • Planificamos minuciosamente y llevamos a cabo exhaustivas pruebas de calidad del agua antes de utilizar una nueva fuente.

Hacemos todo esto porque nuestra prioridad es proteger su salud y su seguridad. Para obtener más información sobre la calidad del agua potable de su sistema, revise su Informe de confianza del consumidor local anual, también conocido como el Informe de calidad del agua.

Aunque Cal Water trabaja para garantizar que el agua que suministra a los medidores de sus clientes sea segura, la plomería de su vivienda puede afectar la calidad del agua. Cal Water detectó niveles de plomo elevados en el agua potable en algunas viviendas y edificios. El plomo puede provocar graves problemas de salud, especialmente en mujeres embarazadas y niños pequeños. Lea esta información detenidamente para saber qué puede hacer para reducir el plomo en el agua potable.

¿Qué significa esto?

Al amparo de la autoridad de Ley de Agua Potable Segura, la EPA estableció el nivel de acción para el plomo en agua potable en 15 ppb (0.015 mg/L). Esto significa que las empresas de servicio deben garantizar que el agua de grifo de los clientes no supere este nivel en al menos el 90% de las viviendas de prueba (valor percentil 90). El nivel de acción es la concentración de un contaminante que, al ser excedido, obliga a un sistema de agua a realizar un tratamiento o cumplir con otros requisitos. Si el agua de grifo excede este límite, entonces la empresa de servicios debe tomar ciertas medidas para corregir el problema. Debido a que el plomo puede generar riesgos graves para la salud, la EPA estableció un objetivo de nivel máximo de contaminante (MCLG, por sus siglas en inglés) de cero para el plomo. El MCLG es el nivel de contaminante en el agua potable para el que no se conoce o se espera un riesgo para la salud. Los MCLG permiten un margen de seguridad.

¿Cuáles son los efectos del plomo en la salud?

El plomo puede causar graves problemas de salud si ingresa mucha cantidad en el cuerpo mediante agua potable u otras fuentes. Puede dañar el cerebro y los riñones, además de interferir en la producción de glóbulos rojos que transportan oxígeno a todas las partes del cuerpo. Bebés, niños pequeños y embarazadas corren mayor riesgo de exposición al plomo. Los científicos vincularon los efectos del plomo en el cerebro a un CI más bajo en niños. Los adultos con problemas renales y presión arterial alta pueden verse afectados por bajos niveles de plomo más que los adultos saludables. El plomo se almacena en los huesos y se puede liberar en e futuro. Durante el embarazo, el niño recibe el plomo de los huesos de la madre, lo cual puede afectar el desarrollo del cerebro.

¿Cuáles son las fuentes de plomo?

Las principales fuentes de exposición al plomo para la mayoría de los niños son la pintura a base de plomo en deterioro, además de polvo y tierra contaminados con plomo. La exposición al plomo es un problema de salud significativo, en especial para los niños pequeños y bebés cuyos cuerpos en crecimiento tienden a absorber más plomo que el adulto promedio. Si está preocupado por la expocisión al plomo, los padres deben solicitar a los proveedores de atención médica sobre someter a los niños a pruebas para saber si tienen altos niveles de plomo en la sangre.

El plomo en el agua potable, aunque raras veces la única causa de envenenamiento, puede aumentar significantivamente la exposición de una persona al plomo, en particular la exposición de los bebés que ingieren fórmulas para bebés y jugos concentrados mezclados con agua. La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. estima que el agua potable puede constituir el 20% o más de la exposición total de una persona al plomo.

No es común encontrar plomo entre los contaminantes de agua potable, ya que pocas veces se lo encuentra en suministros de agua naturales como ríos y lagos. El plomo ingresa al agua potable principalmente como consecuencia de la corrosión o el desgaste de materiales que contienen plomo en el sistema de distribución de agua y la red de plomería en viviendas. Dichos materiales incluyen soldadura a base de plomo utilizada para unir la tubería de cobre, grifos de latón y de latón cubiertos de cromo, y en algunos casos, tuberías hechas de plomo que conectan la vivienda a la tubería principal (líneas de servicio). En 1986, el Congreso prohibió el uso de la soldadora de plomo que contiene más del 0.2% de plomo y restringió el contenido de plomo de los grifos, las tuberías y otros materiales de plomería al 8.0%. En California, una ley similar que prohíbe el uso tanto de la soldadora de plomo como de la tubería de plomo fue aprobada en 1985.

Cuando el agua permanece en las tuberías de plomo o los sistemas de tuberìas que contienen plomo por varias horas o más, el plomo puede disolverse en el agua potable. Esto significa que el agua que recibimos del grifo por primera vez a la mañana o luego a la tarde cuando regresamos del trabajo o de la escuela, puede contener altos niveles de plomo.

¿Qué puedo hacer para reducir la exposición al plomo en el agua potable?

La fuente más común de plomo en el agua potable es la corrosión o el desgaste de las instalaciones de plomería en viviendas y los componentes del sistema de agua que contienen rastros de plomo. Para minimizar el riesgo, los gobiernos estatal y federal limitan la cantidad de plomo permitida en los materiales para proporcionar agua de grifo, como tuberías, soldadura, grifos y otras instalaciones de plomería. Cal Water controla que no haya plomo en el agua potable, según lo establecido por la legislación. Si desea participar en nuestro programa de control, comuníquese con su Centro local de atención al cliente para saber si su casa califica. Si no está seguro de los niveles de plomo en su vivienda o si su vivienda fue construida antes de 1985, es posible que desee tomar estas precauciones:

  • Deje correr el agua para eliminar el plomo. Si el agua no se ha utilizado por varias horas, deje que corra por 15-30 segundos o hasta que se enfríe o alcance una temperatura uniforme antes de utilizarla para beber o cocinar. ESto elimina el agua con plomo de las tuberías.
  • Utilice agua fría para cocinar y preparar las fórmulas para bebé. No cocine ni beba agua del grifo de agua caliente; el plomo se disuelve más fácilmente en agua caliente. No utilice agua del grifo de agua caliente para preparar fórmulas para bebé.
  • No hierva agua para eliminar plomo.
  • Busque fuentes alternativas o un tratamiento para el agua. Tal vez quiera considerar comprar agua embotellada o un filtro de agua. Lea el paquete para asegurarse de que el filtro esté aprobado para reducir el plomo o comuníquese con NSF International al 800-NSF-8010 o en www.nsf.org para obtener información sobre los estándares de desempeño para los filtros de agua.
  • Examine la presencia de plomo en su agua.
  • Identifique si las instalaciones de plomería contienen plomo. Los grifos de latón nuevos, ensambles y válvulas, incluidos los difundidos como "sin plomo", pueden contribuir a que haya plomo en el agua potable. En la actualidad, la legislación permite que las instalaciones de latón para usuarios finales, como los grifos, con hasta un 8% de plomo sean identificadas como "sin plomo". Los consumidores deben tener esto en cuenta cuando elijan instalaciones y deben tomar las precauciones apropiadas.

Para obtener más información

Si tiene preguntas sobre los resultados de estas pruebas, sobre nuestro programa de control o para obtener más información, contáctenos.

Para obtener más información sobre cómo reducir la exposición al plomo en su casa o edificio y los efectos del plomo en la salud, visite el sitio web de la EPA en www.epa.gov/lead, llame al Centro Nacional de Información sobre el Plomo al 1-800-424-LEAD, o comuníquese con su proveedor de atención médica.